6 de julio de 2022
James Webb

El James Webb ha despegado y es el mayor telescopio jamás fabricado

Investigar más allá de lo que nuestros ojos a simple vista pueden llegar a ver, es el deseo de la humanidad desde los inicios de su creación. Por ello, se ha buscado satisfacer ese deseo con la construcción de diferentes telescopios a lo largo de la historia. En este sentido, el James Webb es uno de ellos que marcará la historia de la astronomía.

El telescopio espacial James Webb despego con éxito este 25 de Diciembre desde el puerto espacial de Korou en la Guayana Francesa,  propulsado por un cohete Ariane 5.

¿Por qué el James Webb es tan importante?

Es el mayor telescopio fabricado tanto en tamaño como en tecnología, hecho hasta el momento. Esto implica que será el principal observatorio espacial para los astrónomos del momento, fabricado con la intensión de expandir los logros alcanzados por el telescopio Hubble.

La fabricación de este telescopio de unos 6.5 toneladas es gracias a la colaboración de las agencias espaciales de Estado Unidos con la NASA, Europa con la ESA y Canadá con la CSA.

Expectativas para este proyecto

Todo parte en que es el mayor telescopio enviado al espacio hasta los momentos. Además, posee un espejo reflector de unos 6.5 metros de diámetro, destacando en su interior cuatro instrumentos científicos de última generación. Estos servirán para captar la luz infrarroja del universo.

Gracias a ello, se espera que este telescopio posea una sensibilidad nunca vista. Logrando consigo, el poder estudiar galaxias que nacieron después del bigbang (explosión que según científicos dicen que dio origen al universo).

Adicional, podrá observar con facilidad otros planetas de nuestro sistema solar y también los que orbiten otras estrellas. Gracias a ello se podrá estudiar muchos aspectos de mayor importancia para  los astrónomos, como la composición química de los exoplanetas.

¿Qué lo hace especial ante el Hubble?

Hay varios telescopios espaciales operativos en la actualidad, pero el más importante hasta los momentos (hasta que el James Webb se ponga en funcionamiento) es el telescopio espacial Hubble.

El funcionamiento del Hubble está centrado en la luz visible a través de su gran espejo primario de 2.5 metros. Mientras, el James Webb funciona con el espectro infrarrojo con un espejo de más del doble de tamaño que el Hubble, 6.5 metros.

Otra característica que lo hace destacar es su escudo solar, que tendrá cinco capas de kapton del tamaño de una cancha de tenis. Con ello, se buscará evitar que el sol incida en el funcionamiento y así poder operar a unos 230 grados.

El «talón de Aquiles» del James Webb

Es de mencionar que la única desventaja que se espera que posea este icónico telescopio espacial, es que a diferencia del telescopio Hubble que tiene 31 años operando, el James Webb solo tendrá una vida útil de aproximadamente 10 años. Esto es debido a que gastará combustible para corregir y poder mantener su órbita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *