22 de enero de 2022
batería flexible

La batería flexible más larga del mundo es finalmente fabricada

La innovación en el mundo de las baterías no se detiene, sino que evoluciona. Por ello un grupo de ingenieros de la MIT (instituto tecnológico de Massachusetts) han desarrollado la batería flexible más larga y funcional jamás elaborada.

Desarrollo de la batería flexible más larga del mundo

El desarrollo de este nuevo tipo de batería es toda una hazaña y solo grandes organizaciones científicas han logrado llevar a cabo, desarrollos significativos en esta tecnología.

Fue la universidad de Massachusetts (por sus siglas en ingles MIT), la cual ha desarrollado una batería flexible. Esta además ostenta ser la más larga jamás elaborada hasta los momentos.

La batería flexible presentada por  el MIT  fue dada a conocer nada más y nada menos, que en un pequeño robot-submarino de juguete. En este lugar, la batería iba enroscada en la parte exterior de su estructura para proveerle de energía.

En la presentación, el equipo de ingenieros liderado por el profesor TuralKhudiyev mostró una batería de 140 metros de largo. Demostrando de esta forma, la capacidad de elaboración de este tipo de baterías.

Esta batería, tal y como lo anuncia la web del MIT, podrá tejerse  o inclusive lavarse, y como aspecto adicional, describen que tendrán un excelente sellado. Por ello, sus electrodos de gel tendrán una alta resistencia al fuego.

Un abanico de diversos usos

Cada vez que se desarrollan diferentes dispositivos electrónicos, se busca que la batería se adapte a la forma que posee el dispositivo, y no que el dispositivo se adapte a la forma de la batería. Es por ello que el desarrollo de esta batería flexible apunta a marcar la diferencia en un futuro cercano.

En el MIT aseguran que no hay límites para la longitud de este tipo de batería, y mencionan que en un eventual caso «Podríamos hacerla de un kilómetro».

Cabe mencionar que el diseño mostrado es solo un prototipo, una muestra que lo que se viene en el mundo de las baterías y es una completa evolución. También, desde el MIT anunciaron que ya están en proceso de solicitud de las patentes. Con ello, aseguran que esperan llegar en los próximos años al mercado mundial.

La batería flexible del MIT tendrá una infinidad de aplicaciones. Desde el campo comunicacional, desarrollo de sensores y desarrollo de dispositivos computacionales en ropa ordinaria.

Debido a su gran flexibilidad, desde el MIT aseguran la posibilidad de incluso poder fabricar ropa conectada. En estos, los hilos de la batería puedan ser  tejerse y que  provean de energía y estructura a la vestimenta.

También se menciona que este tipo de batería podrá ser utilizado en la impresión 3D o en sistemas de formas personalizadas para crear objetos sólidos.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *